En las granjas agrícolas inicia el sueño de los hondureños en Canadá

admin July 11, 2012 0

Los proyectos de migración laboral temporal comenzaron hace cinco años en Honduras. Desde entonces, los catrachos se han abierto una brecha en ese mercado competitivo, esencialmente en Canadá.

Desde 2007 hasta la actualidad, cerca de 1,500 compatriotas han salido de Honduras para explorar nuevos derroteros en el extranjero, la mayoría, en un 97 por ciento aproximadamente, hacia Canadá.

EL HERALDO visitó un pequeño pueblo en Canadá llamado Leamington, ubicado a escasos 30 kilómetros de Detroit (Estados Unidos), para conocer la forma de vida de unos 800 connacionales que se dedican a la cosecha y corte de tomate, chile, hongos y pepino.

Leamington tiene una población cercana a los 31,000 habitantes y su economía en esencia la sustentan los cientos de invernaderos agrícolas que cubren acres tras acres de extensión territorial, pero donde la mano de obra local no se da abasto para cubrir toda la demanda de trabajo, por lo que tienen que recurrir a personal extranjero.

Esta comunidad es pequeña, comparada con las grandes metrópolis de Canadá, casas pueblerinas como sacadas de una postal europea donde el césped es verde como el aguacate y “abiertas al público” (sin muros ni balcones), lo que demuestra el alto nivel de seguridad que impera en la localidad.

Supervisión estatal

Este tipo de trabajos temporales tienen una peculiaridad con el resto de migración: es de cierta forma regulada y legal.

En este proceso participan, desde sus inicios, tres actores importantes: la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social (STSS), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y los empleadores.

Entre las tres partes definen las condiciones bajo las cuales los hondureños son llevados a laborar al exterior, siempre respetando las leyes nacionales de ambos países y lo que mandan las normas internacionales emanadas de las Organizaciones de las Naciones Unidas a través de su órgano rector para estos asuntos, la OIM.

Los antecedentes

La Secretaría de Trabajo tiene en sus registros la provincia de Alberta, Canadá, como el primer lugar donde viajó el grupo que abrió paso al proyecto de trabajos temporales.

Se trató de un pequeño contingente de 11 campesinos que en 2007 se dedicó a labores de siembra y cosecha de verduras como repollo, cebolla, rábanos y maíz.

La base de datos de la Secretaría de Trabajo a la que tuvo acceso EL HERALDO revela que la cifra se incrementó a 31 trabajadores para el 2008 (que viajaron a Edmonton, Canadá) y a 40 para el siguiente año, es decir, en 2009.

El salario de estos connacionales osciló entre 150 y 178 lempiras por hora, durante estos tres años.

En la actualidad los cerca de 800 compatriotas que participan en estos programas devengan 10.50 dólares por hora, algo cercano a los 210 lempiras por hora.

Bárbara Bandy, vicepresidenta del Centro de Investigación y Acción de Derechos Humanos (que hace la conexión en Honduras para la contratación en el área agrícola en Canadá), dice que ese es el salario que establece la ley de la región donde se encuentran los campesinos hondureños.

Fuente: Diario El Heraldo

 

Leave A Response »